SE ABRE LA CAJA DE PANDORA EN HOLLYWOOD

Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow denuncian al productor Harvey Weinstein

Hollywood se está viendo agitado estos días por un escándalo sexual digno de un guión de cine. Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow acaban de unirse a las actrices que denuncian abusos por parte del todopoderoso productor Harvey Weinstein. Todos los ojos están puestos ahora en los actores que sabían lo que estaba ocurriendo pero miraban para otro lado.

Publicidad

Una mujer, de momento anónima, denuncia en una grabación al productor y asegura que Harvey Weinstein quiso obligar a que presenciara cómo se masturbaba.

Pero hay mucho más. También la actriz Zoe Brocks relata como le pidió que le diera un masaje "Estaba desnudo y me pidió que le diera un masaje. Él me tocó. Yo estaba realmente asqueada y asustada. Salté y me fui corriendo".

La caja de Pandora se ha abierto en Hollywood y ya no hay quien frene las acusaciones hacia Harvey, tanto que su propia mujer lo ha dejado al no poder soportar declaraciones como la de Gwyneth Paltrow. La actriz ha confesado que Harvey trató de propasarse con ella en un hotel cuando comenzaba su carrera profesional.

Algo similar a lo que vivió Angelina Jolie a finales de los años 90. Hasta Ben Affleck, amigo Harvey ha lamentado lo que está sucediendo "Me entristece y enoja que un hombre con el que trabajé haya usado su poder para intimidar, acosar sexualmente y manipular a muchas mujeres durante décadas".

Pero hay quienes han tratado de defender lo indefendible. Como la diseñadora Donna Karan o la actriz Lindsay Lohan que han dado la cara por Weinstein a pesar de que el propio productor ha reconocido varios de esos abusos esta misma semana y ha asegurado que iba a iniciar un tratamiento contra su adicción al sexo.

Publicidad