El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha asegurado sentirse víctima de una "fake news" y ha aclarado que una de las medidas incluidas en su futura Ley de Maternidad pasa por garantizar la confidencialidad de las madres que deciden dar sus hijos en adopción.

"El PP propone que las madres embarazadas que deciden entregar a su hijo en adopción, en vez de abandonarlo, tenga garantizada la confidencialidad, los mismos derechos si estuviera regularizada o no", ha señalado Casado en su intervención en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid donde ha recogido el premio a 'Mejor comunicador'.

De este modo, Casado ha asegurado que se ha visto obligado a aclarar algo que el no dijo y que se basaba en que las mujeres inmigrantes sin papeles se "blindaban" si entregaban a su hijo en adopción, una aseveración que, según ha insistido, se trata de una 'fake news' que por error se publicó en un medio de comunicación y que fue corregido posteriormente.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado de "secuestradores de niños" a los dirigentes del PP desde su cuenta de Twitter: "El PP propone en una ley de maternidad retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles si dan a sus hijos en adopción", Colau escribe: "Machistas. Racistas. Clasistas. Solo faltaba secuestradores de niños. Fascistas".

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha sugerido este jueves al presidente del PP, Pablo Casado, que "no mezcle asuntos tan importantes como la adopción, la maternidad y la inmigración".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha declarado que "ayudar a la maternidad es ayudar a los padres y a las madres, no quedarse con los hijos".

El diputado de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta ha respondido que "lo mejor que podemos hacer los otros es callar con una cierta misericordia", y dicen que no harán de comentaristas de las propuestas ajenas.