La primera vez que el expresidente estadounidense, Barack Obama, puso un pie en territorio español fue en 1987. Era un chaval joven, tenía 26 años, y lo hizo con una mochila al hombro. Lo hizo con un objetivo muy 'español': comer barato.

Más tarde, cuando ya era primer mandatario de Estados Unidos volvió a España en su viaje oficial en julio de 2016. Sevilla se preparaba, por entonces, para recibir a Obama pero, debido al asesinato de cinco policías en Dallas, tuvo que suspenderse. Finalmente, pisó Rota pero no la ciudad hispalense.

En julio del año pasado volvió a nuestro país de nuevo para asistir a la Cumbre sobre Economía Circular e Innovación, evento que destaca la importancia de la economía circular.

Te puede interesar:

La visita de Barack Obama revoluciona Sevilla y asegura que la ciudad es el mejor reclamo para visitar España

Pedro Sánchez abre el Congreso Mundial del Turismo en Sevilla en el que se reunirá con Obama