El candidato socialista Pedro Sánchez perdió este martes la votación para su investidura como presidente del Gobierno al recabar sólo los votos favorables de diputados del PSOE y de PRC, quedándose por tanto lejos de la mayoría absoluta necesaria. A favor de la investidura hubo 124 votos (PSOE y PRC), frente a las 52 abstenciones (Unidas Podemos, PNV, Bildu y Compromis) y los 170 votos en contra (Partido Popular, Ciudadanos, Vox, ERC y parte del Grupo Mixto). En total se emitieron 346 votos porque los 4 diputados que están en prision tienen suspendidos sus derechos y prerrogativas.

Unidas Podemos se ha decantado finalmente por la abstención en la primera votación del debate de investidura de Pedro Sánchez, una decisión de última hora con la que la coalición ha buscado dejar patente su voluntad de acuerdo con los socialistas. Según han confirmado desde Unidas Podemos, esta decisión responde a un "gesto más" con el que el partido busca facilitar las negociaciones para conformar una coalición con los socialistas.

A pesar de que las negociaciones entre la formación morada y los socialistas no han llegado a buen puerto a causa de la 'vicepresidencia florero' para la diputada Irene Montero, Unidas Podemos ha decidido abstenerse en esta votación. Ahora está por ver si Pedro Sánchez logra los apoyos necesarios para la segunda vuelta de esta votación, que se celebrará el jueves.

La anécdota de la votación la ha protagonizado Irene Montero a pesar de no estar presente en el Congreso. La diputada de Unidas Podemos, que está de baja, ha hecho uso del voto telemático y ha votado 'no' en vez de abstenerse como han hecho el resto de compañeros de formación.

Los diputados de ERC han votado 'no' a la investidura de Pedro Sánchez después de un intenso discurso de Gabriel Rufián, en el que advertía al líder socialista de que tiene 48 horas para ponerse de acuerdo con Unidas Podemos.

Mientras, los diputados del PNV se han abstenido, tal y como anunció su portavoz Aitor Esteban en un discurso en el que advertía a Pedro Sánchez de que "para sumar hay que ceder".

El único 'sí' que ha obtenido Sánchez sin contar con los de su formación ha sido con el del diputado del Partido Regionalista Cántabro, José María Mazón.