Ejército

¿Cuánto cuestan los cazas F-35, que aterrizan en vertical, con los que sueñan la Armada y Ejército del Aire?

Tanto la Armada como el Ejército del Aire ya han escrito la carta a los Reyes Magos y entre sus peticiones podría estar adquirir los F-35 para sustituir los cazas actuales, aprovechando el incremento en el gasto en Defensa. A continuación echamos cuentas.

El misterioso caza F-35C avistado en California

El misterioso caza F-35C avistado en California Imágenes de: Fred Taleghani

Publicidad

España incrementará para el año próximo un 25,8% su gasto en Defensa, es decir de los 9.791 millones actuales pasará a disponerse de 12.317, una suculenta cantidad de la que poco más sabemos cuál será su destino final.

Entre las páginas y páginas que componen el Proyecto de Presupuestos Generales de 2023 en el apartado de Defensa se incluye un programa "de armamento nuevo" del que no se aclara nada más pero que abre la puerta a imaginar que una cuantiosa cantidad de esos millones podría destinarse al reemplazo de los caza AV-8B Harrier que entre 2025 y 2029 acabarán con su vida útil. Pero, ¿qué se elegirá para sustituirlos?

El reto será renovar los operativos de la Armada y el Ejército del Aire y aunque hay varias opciones se anhela que finalmente sean los F-35 los elegidos, pero ¿Cuánto cuesta uno de estos aviones?

Al hablar del F-35 no es fácil decir un precio concreto pero tras los últimos acuerdos del fabricante Lockheed Martin podría estimarse que un F-35A rondaría los 75 millones de dólares mientras que el F-35B estaría en 105 millones. ¿Qué diferencia presenta uno con otro? El F-35A es el modelo convencional y podría encajar en el Ejército del Aire como sustituto de los F-18. Aunque ambas naves son muy similares la diferencia principal es la omisión del cañón en la raíz del ala en el F-35B debido a la diferente forma del fuselaje y que el modelo B es capaz de realizar despegues cortos y aterrizajes verticales.

Al no tener un precio estándar el valor de estos cazas de quinta generación depende también de la negociación con cada país, aquí por ejemplo cabe destacar lo ocurrido con Italia donde se acordó que la industria del país transalpino produjese las piezas y realizara el ensamblaje final de la aeronave. Además también se encargará del mantenimiento de los suyos.

Este aspecto es importante, sobre todo si recordamos uno de los argumentos esgrimidos por la ministra de Defensa para justificar el incremento en el gasto para su departamento: "invertir en seguridad y defensa es invertir en paz y también en la creación de puestos de trabajo. Hay muchas zonas de España que precisamente viven de esta industria de defensa" dijo hace unos días en Antena 3.

En el caso de la Armada parece evidente que el sustituto natural sería el F-35B porque de lo contrario habría que renunciar al ala fija embarcada y desaprovechar el Buque de Proyección Estratégica 'Juan Carlos I'. En el caso de los F-18 sí que se presentan alternativas como el caza del futuro (FCAS/NGWS) pero que por una cuestión de fechas no parece probable ya que las primeras unidades no llegarían hasta 2040 como pronto.

Publicidad

div>