Corinna Larsen

Publicidad

Caso Tandem

Corinna Larsen recurre su citación y pide el archivo de la pieza 'Carol' apoyándose en la postura de Anticorrupción

La defensa de Corinna Larsen sostiene que no hay cohecho porque Villarejo ya no era comisario cuando se reunieron, y que no hay prueba de que se realizara el encargo.

La abogada de la empresaria y examiga del rey emérito Corinna Larsen ha solicitado que se suspenda la declaración de su cliente a, programada para el 28 de septiembre, y el archivo de las actuaciones de la pieza número 7 de la macrocausa 'Tándem'. En su solicitud al juez se apoya en la postura de la Fiscalía Anticorrupción sobre el auto de reapertura de esta causa.

"Esta parte ha tenido conocimiento del informe emitido por el Ministerio Fiscal de fecha 4 de septiembre de 2020. De conformidad con las manifestaciones realizadas en el mismo, venimos a

interesar que se estime el recurso de reforma y subsidiario de apelación interpuesto contra el auto que reaperturó la presente pieza, y en definitiva que se acuerde el sobreseimiento y archivo de la misma", señala el escrito de la defensa.

Para sostener esta petición se apoyan en la conclusión de Anticorrupción del 4 de septiembre, en la que se decía que cuando el magistrado decidió reabrir el asunto lo hizo apoyándose en las grabaciones requisadas en la vivienda de Villarejo, y le recordaban al juez que ya tuvo conocimiento de las mismas en febrero de 2019 y entonces no reabrió el caso.

Además, recuerda la defensa de Corinna que según ese informe del Ministerio Fiscal, "no ha tenido lugar el hallazgo de ningún otro dato vinculado al encargo referido que corrobore objetiva y mínimamente que éste llegara a ejecutarse".

Al hilo, añade que ese escrito de Fiscalía ponía el foco en que si bien el juez en su auto de reapertura sostenía que Villarejo recibía el encargo de Corinna cuando estaba en activo en la Policía, lo cierto es que se jubiló el 22 de junio de 2016. "Es decir, meses antes de que se produjeran dichas conversaciones con fecha de 7 de octubre de 2016", argumenta.

Con estas fechas, la defensa sostiene que es evidente que no se pudo cometer el supuesto delito de cohecho internacional porque Villarejo ya no era comisario, además de que no existe dato que corrobore que el encargo se llegara a producir.

Publicidad