Un pago de 21 millones de euros, esa es la sanción que ha impuesto el Juzgado de Instrucción número 12 de Valencia, en un auto de transacción al astillero Unión Naval. Una indemnización que responde a la exposición prolongada al amianto que sufrieron más de 300 extrabajadores de los astilleros que Grupo Boluda .

Desde el sindicato de Comisiones Obreras se han mostrado satisfechos con la resolución fruto de una “reivindicación sindical de años para que se reconocieran judicialmente las consecuencias penales y civiles de los efecto del amianto”. Al final se consiguió un acuerdo transaccional de homologación contra Unión Naval, tras tres años de juicios.

A pesar del éxito, CCOO considera que aunque con el acuerdo se “reconoce el delito y fija las correspondientes indemnizaciones, pero deja intacto para futuros afectados la activación del protocolo de actuación si así lo consideraran”. Y añade que este final no puede ser “satisfactorio , pues muchos compañeros y compañeras se han quedado en el camino, pero sí pone algo de justicia a los afectados actuales y mantiene intacta la garantía de otros en un futuros”.