La Xunta prepara una ley que, entre otras cuestiones, obligará a los restaurantes gallegos a entregar las sobras a los clientes en envases que no contengan plástico y que, preferiblemente, deberán ser reutilizables.

Esta es una de las principales medidas del anteproyecto de la Ley gallega de residuos y suelos contaminados, que ha iniciado este jueves su tramitación con el visto bueno del Consello de la Xunta.

En rueda de prensa posterior a la reunión de su gobierno, el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, ha destacado que la nueva normativa -que la Xunta prevé llevar al Parlamento en el último trimestre del año- "incidirá en la prevención, reutilización y lucha contra el desperdicio alimentario y los plásticos".

Así, además de la medida que obligará a los restaurantes a entregar las sobras de los menús a los clientes, el anteproyecto contempla adelantar a 2020 la prohibición en Galicia de la comercialización de vajillas de plástico, reducir en un 30% los residuos alimentarios en el año 2025 e incrementar el uso de envases reutilizables.