113

Publicidad

Wizink Bank

Hereda una deuda de 10.000 euros de su padre y termina recibiendo del banco 18.000 por intereses abusivos

Wizink Bank ha tenido que devolver 18.000 euros a un vecino de Alicante por usura en una tarjeta 'revolving'. Adrián acudió a FACUA porque heredó una deuda de más de 10.000 euros a causa de los altos intereses de la tarjeta.

Wizink se ha visto obligado a abonar a un hombre, socio de FACUA Madrid, los 18.000 euros que pagó su padre, ya fallecido, por los 'intereses usureros' que le aplicó en una tarjeta 'revolving'.

En un primer momento, el banco le reclamó que asumiese la deuda de más de 10.000 euros que contrajo su padre, pero gracias a la actuación de FACUA, el Juzgado de Primera Instancia número 19 de Madrid ha fallado la sentencia a su favor.

Las tarjetas 'revolving' de Wizink Bank disponen de un límite de crédito concreto, que normalmente se devuelve a plazos a través de una cuota fija mensual. La deuda que deriva de ese crédito se va renovando mes a mes si el usuario realiza compras.

Los hechos

Cuando falleció su padre, Adrián Merino Asensio heredó, en febrero de 2012, una deuda asociada a una de esas tarjetas, que fue contratada 11 años atrás con Citabank, cuyo negocio acabó en manos de Wizink Bank.

En las condiciones del contrato aparecía un interés TAE del 24,6%, el triple del interés medio asociado ese año en los préstamos personales. Desde entonces, el padre de Adrián había pagado una cuota de 60 euros mensuales y sólo utilizó la tarjeta para pequeñas compras.

Sin embargo, los altos intereses hicieron que llegara a acumular una deuda, según el banco, de 10.106 euros.

Sorprendido por la cantidad, Adrián acudió a la entidad financiera para solicitar una copia del contrato, ya que a su padre no le llegaron a facilitar ninguna en el momento de la firma. Pidió también que le adjuntaran el historial del pago para comprobar de dónde venía tanta cantidad de dinero endeudada.

No obtuvo ninguna respuesta, por lo que volvió a solicitar a Wizink una negociación para la reducción de las cuotas mensuales que debía abonar. También sin éxito. La única respuesta que le dieron fue que la cuota de 60 euros suponía un 1% del saldo dispuesto y que quedaban pendientes otros 10.000 euros.

Esta situación hizo que Adrián solicitara la ayuda, en 2015, de FACUA Madrid, con el fin de que defendieran sus derechos y tomaran las acciones pertinentes.

La respuesta de Wizink se limitó, entonces, a cancelar la tarjeta y reducir la deuda a 6.445 euros. Pero no fue suficiente para el usuario, que pidió a la asociación que solicitara la anulación de la totalidad de la deuda y que, además, le fuera devuelto todo el dinero pagado de más a causa de los intereses.

La sentencia falló a favor de Adrián

La demanda de FACUA Madrid contemplaba que el artículo 1 de la Ley de Represión de la Usura recoge que "será nulo todo contrato de préstamo" que admita un interés superior al normal del dinero, tachado en el caso de Adrián de "desproporcionado".

El Juzgado de Primera Instancia número 19 de Madrid dictó, a favor del hombre, que Wizink debía devolver la cantidad abonada en concepto de intereses y las costas del procedimiento judicial. Además, la jueza contempló también que Adrián debía recibir la cantidad en exceso que se abonó.

Wizink Bank recurrió a la sentencia ante la Audiencia Provincial de Madrid, pero FACUA presentó una oposición y finalmente el banco desistió.

En el fallo se determinó que la entidad tenía que devolver 18.063 euros al usuario más las costas del procedimiento. Adrián recibió la cantidad estipulada entre el año pasado y el mes de enero de 2021.

"Desde que me asocié a FACUA en 2015 la asociación empezó a trabajar con buena disposición en este asunto, y después de mucho trabajo por parte de los abogados la jueza dictó el fallo a nuestro favor", afirma Adrián. "Tengo una total confianza en FACUA y estoy muy satisfecho de ser socio de pleno derecho. Pienso seguir afiliado muchos años", concluye.

Publicidad