Solo el 12,9% de los españoles prefiere vivir de alquiler, mientras que el 81,8% quiere comprar una vivienda, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de junio. Esta encuesta revela que el 45% de los que viven de alquiler no tienen ingresos suficientes para comprar una casa.

Un 13,8% de los inquilinos han optado por el arrendamiento "porque no quieren hipotecarse", mientras que un 14,9% lo hace como "una solución temporal hasta poder comprar".

Respecto a los precios del alquiler en la zona en la que viven, el 47,7% de los españoles opina que el precio del alquiler está subiendo. Un 20,9% piensa que "mucho", un 26,8% asegura que "algo" y un 27,4% que los precios se mantienen estables.

Las personas que aseguran que el precio del alquiler ha subido creen que se debe principalmente a "que hay pocos pisos en alquiler" (21,9%). También lo achacan a la "especulación" con el precio de alquiler (19,4%) y, entre otras razones, a que "hay más gente que quiere vivir de alquiler" (14,7%).

Por otro lado, el 90% cree que el Gobierno "tiene que proteger de manera activa el derecho de los españoles a tener una vivienda digna". De estos, un 52,8% piensa que la mejor solución es "construyendo viviendas sociales para las personas con pocos recursos económicos", el 49,9% con "préstamos baratos para comprar viviendas", y el 46,9% "fomentando que se construyan viviendas con precios asequibles para la clase media".

El estudio revela también que el 87,4% de las personas cree que las administraciones públicas deben adoptar iniciativas para ayudar a la rehabilitación. De ellos, el 52,3% estima que la mejor opción es "dando ayudas para pagar parte de la rehabilitación", el 43,7% "facilitando créditos baratos", mientras que el 27,4% opina que se deben "establecer desgravaciones fiscales para la rehabilitación de viviendas".