77.845333

Publicidad

Coronavirus

Garazi Larumbe, jugadora de balonmano y enfermera, contagiada con coronavirus: "Fue brutal, no podía ni hablar, me temblaba todo el cuerpo"

Garazi Larumbe se encontraba de prácticas de enfermería en la Clínica Universidad de Navarra cuando fue contagiada por coronavirus por un paciente. Lejos de venirse abajo, la también jugadora de balonmano del Beti Onak, se lo tomó con mucho optimismo.

Garazi Larumbe compagina su profesión como enfermera con su carrera como jugadora de balonmano

El pasado 7 de marzo estaba de prácticas de enfermería en la Clínica Universidad de Navarra y pasó 40 minutos sin protección con un paciente contagiado por coronavirus

"Vino un paciente con unos síntomas muy generales y no se activó protocolo. Luego a la tarde tuve partido (es jugadora del Beti Onak, en la división de honor plata de balonmano) y estuvimos dándonos abrazos, besos y bebiendo de la misma botella", explica Garazi.

El paciente dio positivo y a Garazi le ordenaron recluirse en casa y le hicieron el test del COVID-19.

"Vinieron a casa dos personas trajeadas, que casi no se les veían los ojos. Me imaginaba que estaba en una película, me sentí un extraterrestre", relata Garazi.

24 horas después le confirman que también tenía coronavirus, pero Garazi se lo tomó con optimismo y recurrió al dibujo para superar al coronavirus

"Fue brutal, no podía ni hablar, me temblaba todo el cuerpo, pero todo ser y todo material merece ser querido, incluso el virus.Decidí llamarle coronito", explica Garazi, que ya está en la recta final de su recuperación.

Publicidad