El Benfica ha conseguido comprobar que el atleta keniata tiene 17 años y no otra edad como se había estado hablando en los últimos días. La prueba de nacimiento indica que el atleta nació el 25 de noviembre de 2001.

La duda surgió sobre la apariencia de Zakayo, que según muchas personas aparentaba tener más de 17 años. Esta no es la primera vez que ocurre un hecho parecido con atletas africanos, ya que muchos niños de esos países no cuentan con partida de nacimiento por problemas administrativos.