Origen tradición comer 12 uvas

¿Por qué se comen 12 uvas en Nochevieja? El origen de la tradición de Nochevieja

Una tradición que pasa de generación en generación, pero ¿sabemos de dónde viene esta costumbre de comer 12 uvas con cada campanada durante la Nochevieja? Sigue leyendo porque te lo contamos a continuación.

¿Por qué se comen 12 uvas en Nochevieja? El origen de la tradición de Nochevieja

Istock ¿Por qué se comen 12 uvas en Nochevieja? El origen de la tradición de Nochevieja

Publicidad

Año tras año las uvas desaparecen de los anaqueles de los supermercados y se convierten en un producto con gran demanda, especialmente cuando se acerca la Nochevieja. En España es una tradición comer doce uvas con cada campanada el 31 de diciembre, pero esta costumbre se ha vuelto tan popular que incluso se ha extendido a otros países latinoamericanos, como Venezuela, Argentina, Chile, Ecuador, México, Colombia y Perú. Pero ¿cuál es el origen de las doce uvas de Nochevieja?

Comer doce uvas en Nochevieja: su origen

Esta costumbre ya aparece reflejada en la hemeroteca de España para el año 1894, refiriéndose al acto de comer doce uvas como una costumbre “importada por Francia” pero que había tenido gran aceptación en el país. Pocos años después se estableció la costumbre de recibir el año nuevo comiendo las doce uvas a los pies del reloj de la Puerta del Sol, en Madrid. Esta tradición provocó tanto interés que poco a poco se fue extendiendo ampliamente por el resto de España. Y de España partió a tierras latinoamericanas por el estrecho contacto que ha existido históricamente entre estos continentes.

Después de este boom de marketing inesperado, los comerciantes incrementaron sus ventas y comenzaron a vender las uvas como ‘uvas de la suerte’, ‘uvas de la fortuna’ o ‘uvas milagrosas’.

Otra vertiente asegura que esta tradición comenzó cuando se produjo un excedente de la cosecha de uva en Alicante, y los viticultores, con el fin de aprovechar al máximo el producto, idearon una creativa e innovadora campaña de Navidad. Popularizando la tradición de tomar doce uvas con cada campana el 31 de diciembre para recibir el año.

Una tradición asegura que mientras comes las doce uvas se debe pedir un deseo que esperas que se cumpla el próximo año que comienza. Las doce uvas representan los doce meses del año, según unos, o las doce campanadas de la media noche, según otros. Todo depende de a quién se le pregunte.

Sea que comenzó de una forma u otra, comer las doce uvas es uno de los momentos más esperados durante el 31 de diciembre. Es una tradición que une a la familia y crea momentos graciosos e inmemorables. No obstante, también existen alternativas para las 12 uvas de Nochevieja.

Tradiciones de Nochevieja en otros países

Claro está, no somos los únicos en tener una tradición o costumbre extraña que realizar en Nochevieja. En otros países, como en América del Sur, tienen la tradición de llevar la ropa interior de diferentes colores para que el año nuevo traiga cosas buenas. Los argentinos usan ropa interior de color rosa para atraer el amor, los brasileños estrenan ropa interior blanca para alejar los malos espíritus, mientras que en Colombia, Perú y Venezuela la costumbre es usar ropa interior de color amarilla para atraer el éxito y el dinero.

También hay otras costumbres como barrer la casa hacia afuera para alejar a los malos espíritus, salir corriendo con las maletas para garantizar muchos viajes este nuevo año, guardar dinero en el zapato o en la cartera para asegurar la prosperidad o meter un huevo entero debajo de la cama para comprobar el 1 de enero qué dibujo ha formado la yema y poder interpretar qué nos depara el futuro. Ninguna de estas costumbres ha comprobado su efectividad científicamente, pero sin duda es una manera entretenida de recibir el año.

Publicidad