El astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA), Luca Parmitano, se encuentra en la Estación Espacial Internacional (EEI), situada a unos 420 kilómetros de la Tierra, desde el pasado 20 de julio. Parmitano pinchó música electrónica desde la EEI para unas 3.000 personas que iban a bordo del crucero de música electrónica 'World Club Dome'. La sesión duró unos 9 minutos, un tiempo que no es casualidad, es lo que la estación espacial tarda en cruzar el Pacífico sur en dirección al norte de Estados Unidos.

Los pasajeros bailaron al ritmo de la música mientras Parmitano pinchaba con ayuda de un programa especial de música a través de su tablet. El crucero estaba dirigido a 'clubbers' y el evento pudo seguirse en directo a través de Facebook.

Luca Parmitano es el primer dj en pinchar en el espacio pero no es la primera vez que la música llega a la Estación Espacial Internacional, los astronautas escuchan y tocan música habitualmente. De hecho, la estación posee dos guitarras, un teclado y un saxofón a bordo. En 2013, el astronauta candiense Chris Hadfield tuvo gran impacto mundial cuando interpretó en gravedad cero la canción Space Oddity de David Bowie.