Publicidad

Día Mundial de los Océanos

La contaminación del mar se ha multiplicado por 10 en los últimos 40 años

Cada 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos y este 2021 la ONU quiere concienciar de la preocupante situación en la que se encuentran: la contaminación por plástico se ha multiplicado por diez en los últimos 40 años.

La Organización de las Naciones Unidas ha hecho un llamamiento al cuidado personal de las grandes masas de agua y se ha mostrado realmente preocupada por la contaminación de plásticos, que se ha multiplicado por diez en los últimos 40 años.

La ONU ha lanzado este mensaje con motivo del Día Mundial los Océanos que se celebra cada 8 de junio desde 2008 para recordar cada año la importancia que tienen en el día a día en la Tierra y en la vida del ser humano. El 71% de la superficie terrestre es agua y los expertos advierten: en los últimos años, el mar se ha convertido en una verdadera "sopa de plástico".

La importancia de los océanos en la vida del ser humano

Los océanos producen casi el 50% del oxíeno que respiramos en la Tierra y el empeoramiento de su estado preocupa especialmente a la ONU. Cada año se lanzan hasta 8 millones de toneladas de plástico al agua y eso tiene consecuencias: ya se han perdido casi la mitad de todos los corales vivos. "El propósito de este día es concienciar a la opinión pública sobre las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos y poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos", señala el organismo, que anima a los ciudadanos a cuidar los océanos.

Y es que el plástico está presente en todas partes: desde las profundidades abisales hasta la superficie del mar. Es más, daña gravemente a los seres vivos del ecosistema, tanto ingerido por aves, como por los peces como por los mamíferos.

La contaminación marina supone un gran peligro para la vida del ser humano, ya que está acabando con gran cantidad del plancton, el encargado de la producción del 70% de oxígeno. Por otra parte, los océanos absorben grandes cantidades de dióxido de carbono, en torno a un 30% del total que producimos los humanos. Por lo tanto, son claves para controlar otro de los grandes problemas actuales: el calentamiento global.

Publicidad