120.00

Publicidad

Cambio climático

Ya es tarde para frenar el deshielo en Groenlandia aunque se detuviera el cambio climático

Un estudio publicado por la revista Nature Communications Earth and Environment demuestra que ya es tarde para evitar el deshielo de los glaciares de Groenlandia. Han descubierto que aunque consiguiésemos frenar el cambio climático estos sugerían menguando.

Después de unos 40 años de investigación, los datos satelitales de Groenlandia muestran que sus glaciares se han reducido tanto que incluso aunque el cambio climático se detenga, la capa de hielo seguiría menguando.

El hallazgo, publicado en la revista Nature Communications Earth and Environment, indica que los glaciares de Groenlandia han llegado a un punto de inflexión, donde la nevada que repone la capa de hielo cada año no puede seguir el ritmo de la cantidad de agua que llega al océano por el descubrimiento.

Los investigadores analizaron datos satelitales mensuales de más de 200 grandes glaciares que desembocan en el océano alrededor de Groenlandia. Sus observaciones muestran cuánto hielo se rompe en icebergs o llega al océano tras derretirse. También muestran la cantidad de nieve que cae cada año, la forma en que estos glaciares se reponen.

Los investigadores encontraron que, durante los 80 y 90, la nieve ganada por la acumulación del hielo derretido o desprendido de los glaciares estaban en su mayor parte en equilibrio, manteniendo intacta la capa de hielo. A lo largo de esas décadas, descubrieron los investigadores, las capas de hielo generalmente perdían alrededor de 450.000 millones de toneladas de hielo cada año por el flujo de salida de los glaciares, que fueron reemplazados por nevadas.

El análisis de los investigadores encontró que la cantidad de hielo que se pierde cada año, comenzó a aumentar de manera constante alrededor del año 2000, por lo que los glaciares estaban perdiendo alrededor más cantidad cada año. Las nevadas no aumentaron al mismo tiempo, y durante la última década, la tasa de pérdida de hielo de los glaciares se ha mantenido más o menos igual, lo que significa que la capa de hielo se ha ido derritiendo más rápidamente de lo que se repone.

Evolución y consecuencias del deshielo en Groenlandia

Antes del 2000, la capa de hielo tendría aproximadamente la misma probabilidad de ganar o perder masa cada año. En el clima actual, la capa de hielo ganará masa en solo uno de cada 100 años.

Los grandes glaciares de Groenlandia han perdido de media unos tres kilómetros de masa desde 1985. Los glaciares se han reducido lo suficiente como para que muchos de ellos se encuentren en aguas más profundas, lo que significa que hay más hielo en contacto con el agua. El agua cálida del océano derrite el hielo de los glaciares y también dificulta que los glaciares vuelvan a crecer a sus posiciones anteriores.

Eso significa que incluso si los humanos fueran de alguna manera milagrosamente capaces de detener el cambio climático en su camino, el hielo perdido por los glaciares llega al océano probablemente aún superaría la cantidad obtenida por la acumulación de nieve, y la capa de hielo continuaría encogiéndose durante algún tiempo.

La reducción de los glaciares en Groenlandia es un problema para todo el planeta. El hielo que se derrite o se desprende de las capas de hielo de Groenlandia termina en el Océano Atlántico y, finalmente, en todos los océanos del mundo. El hielo de Groenlandia es uno de los principales contribuyentes al aumento del nivel del mar: el año pasado, suficiente hielo se derritió o se desprendió de la capa de hielo de Groenlandia para hacer que los océanos aumentaran 2,2 milímetros en solo dos meses.

Publicidad