Publicidad

MENORES Y VIGILANCIA DE CENTROS

Rubalcaba confirma más competencias para la policía canaria

El ministro del interior se reunió ayer con el presidente de Canarias, Paulino Rivero.

La policía canaria continúa asumiendo competencias, eso sí, bajo la coordinación con los otros cuerpos de seguridad del estado. Así lo han acordado esta tarde el presidente Paulino Rivero y el Ministro Rubalcaba de visita en las islas. Ambos han asegurado que la actual policía canaria asumirá competencias en el traslado de menores, la vigilancia en institutos, algo que ya vienen haciendo desde unas semanas, y también velarán por la seguridad de las zonas turísticas de las islas.  
Es la segunda reunión que mantienen Rubalcaba y el presidente para sellar el acuerdo de coordinación de la policía canaria  con los diferentes cuerpos de seguridad del estado dentro del marco de la junta de seguridad de Canarias.

Una suma de esfuerzos en las que la policía autonómica asumirá varias competencias y vigilará las zonas turísticas de la isla. No es de lo único que ha hablado el ministro de interior y vicepresidente del gobierno que a la pregunta estrella de la valoración de la nueva marca que Batasuna crea para presentarse a las elecciones.

 

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.