Por fin lo han conseguido. Tras meses buscando una prueba para demostrar las malas condiciones en las que trabajan, los agentes de la Guardia Civil de Gran Canaria han grabado un vídeo en el que aparece una rata dando vueltas por el cuartel.

La presencia de los roedores en la zona preocupa mucho a los trabajadores de la zona, según ha declarado el portavoz de la AUGC. Y es que, estos animales son transmisores de enfermedades como la leptospirosis, por lo que, tras los hechos, la Asociación Unificada de Guardias Civiles ha comunicado a través de su cuenta de Twitter que denunciará esta situación ante la inspección de trabajo.

Esta no será la primera vez que esta asociación denuncia sus condiciones de trabajo. Ya el mes pasado la AUGC interpuso una demanda en materia de prevención de riesgos laborales por deficiencias en uno de sus puestos en Lanzarote. Pero no lograron nada.