EMPLEAN UNA TÉCNICA PIONERA

EMPLEAN UNA TÉCNICA PIONERA

Médicos ingleses trasplantan un corazón que había dejado de latir

Han sido los médicos del Hospital Harefield en Londres quienes han llevado a cabo esta compleja operación gracias a una nueva técnica conocida como 'corazón en caja'.

Leo Hall, un joven electricista de Illoga (Reino Unido), se ha convertido en uno de los primeros pacientes ingleses en recibir un corazón de un donante de muerte circulatoria, es decir, cuyo corazón había dejado de latir.

Una tecnología pionera que utiliza un dispositivo conocido como 'corazón en una caja' y que permite que tanto los corazones como los pulmones que están destinados a ser trasplantados puedan seguir funcionando durante su transporte.

"Tengo muchas ganas de poder jugar con mi hijo"

El Hospital Harefield en Londres ha sido uno de los primeros centros en llevar a cabo esta compleja operación gracias a una solución especial para preservar los órganos y una consola portátil que permite conectar el corazón a un circuito estéril que le permite mantener el calor y seguir latiendo.

Hasta hace muy poco, todos los corazones donados eran de pacientes con muerte cerebral, es decir, que todavía tienen circulación sanguínea y cuyos corazones siguen funcionando.

Pero con este nuevo método de recuperación de órganos, que hasta ahora se ha llevado a cabo muy pocas veces en Europa, se pueden trasplantar corazones de pacientes con muerte circulatoria, es decir, con corazones que han dejado de funcionar.

Una nueva vida para Hall

A Hall le fue detectado una insuficiencia cardíaca a los 14 años. Desde entonces, el joven de 26 años y padre de familia ha luchado contra esta enfermedad.

Hall vivía con un dispositivo de asistencia ventricular izquierda, una bomba cardíaca mecánica que se utiliza para mantener a los pacientes vivos y les permite salir del hospital mientras esperan un trasplante.

Una dependencia que se vio agravada a principios de este año, cuando su salud comenzó a deteriorarse.

Por eso decidió someterse a un trasplante con esta tecnología de vanguardia: "Esta operación ha sido la diferencia entre estar muriendo y sobrevivir", ha reconocido el paciente a través de un comunicado del hospital. Ahora, este padre de familia podrá disfrutar de una vida normal: " Tengo muchas ganas de jugar con mi hijo", reconoce.

Gracias a esta nueva tecnología, se podrán aumentar los trasplantes cardíacos un 30% en Reino Unido. Así han informado desde el Hospital Harefield a través de un comunicado.

André Simon, su directo de transplantes, califica la tecnología de "emocionante" ya que aumenta la posibilidad de salvar más vidas: "Hay una nueva esperanza para los pacientes que esperan desesperadamente un trasplante de corazón".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.