CIFRA DE LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

CIFRA DE LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

Aumentan un 62% los embarazos después de los 40

La progresiva incorporación de la mujer al ámbito laboral ha sido uno de los motivos del retraso en la edad de la maternidad, hasta el punto de que los embarazos en mujeres de más de 40 años han aumentado un 62,3 por ciento en los últimos diez años.

Mujer embarazada en una revisión
Mujer embarazada en una revisión | Antena3.com

Los embarazos en mujeres de más de 40 años han aumentado un 62,3 por ciento en los últimos diez años. Así lo ha aseverado la doctora Alicia Úbeda, del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirón Dexeus de Barcelona, durante un encuentro organizado por el Grupo Hospitalario Quirón con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra este viernes, 8 de marzo.

Esta experta ha explicado que en los últimos años también se ha ampliado la horquilla de edad en la que se considera joven a una mujer pero, pese a ello, al organismo "le siguen pesando igual los años". "La frase 30 años por fuera, 40 por dentro hay que sopesarla bien y tomar precauciones, porque el embarazo a estas edades implica mayores riesgos y las técnicas de reproducción asistida no revierten el reloj biológico", ha destacado.

"En los últimos años se ha ampliado la horquilla de edad en la que se considera joven a una mujer"

Este retraso puede aportar beneficios
En cambo, el doctor José Luis Prieto, del Hospital Quirón San José de Madrid, ha apuntado que el retraso en la edad de la maternidad también puede aportar beneficios para la madre y el bebé en algunos aspectos. "Suelen ser bebés más deseados, por lo que la relación es más fuerte y hay un menor índice de depresión postparto. Y las mujeres que han sido madres más mayores suelen envejecer más lentamente y viven más años", ha defendido.

Por otro lado, el doctor Pablo Asensio, del Departamento de Medicina Interna del Hospital Quirón A Coruña, ha destacado como los cambios experimentados por la mujer en las cuatro últimas décadas "han incidido en la calidad de su envejecimiento, equiparándolo al del hombre".

Hábitos poco saludables
Esto se debe "especialmente" a la adquisición de hábitos de vida poco saludables, como el tabaco, el sedentarismo y los cambios en la alimentación. "Esto ha hecho que la mujer se haya igualado al hombre en algunas enfermedades determinadas por factores ambientales, como las cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer", ha destacado.

"Suelen ser bebés más deseados, por lo que la relación es más fuerte y hay un menor índice de depresión postparto"

En el caso del tabaco, el doctor Dick Pasker, del área de Neumología del Hospital Quirón de Torrevieja (Alicante), ha recordado que "ya hay 23 millones de mujeres adultas fumadoras y un millón y medio de adolescentes que están iniciándose en este hábito".

"La introducción en el mercado de los cigarrillos bajos en nicotina y alquitrán ha sido un acierto publicitario, pero un factor muy negativo para las mujeres, ya que muchas de ellas hubieran dejado de fumar, pero optaron por el tabaco 'light' en la creencia de que afectaría menos a su salud", ha dicho.

Por su parte, la doctora Jinoe Zulueta, del área de Ginecología y Unidad de Mama del Hospital Quirón Bizcaia, ha destacado como en los últimos años ha destacado la importancia de las revisiones ginecológicas y la concienciación de las mujeres de la necesidad de actuar preventivamente o buscando diagnósticos precoces, como en el caso de las mamografías de 'screening' programadas.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.