EN UN ACTO SOLEMNE EN LA GENERALITAT

EN UN ACTO SOLEMNE EN LA GENERALITAT

Mas dice que la Hacienda catalana llega "justo en mitad del camino"

El presidente de Cataluña, Artur Mas, ha lanzado la futura hacienda tributaria propia. Es un paso más en esa idea de los independentistas de crear estucturas de Estado para "sacarse de encima" la "pulsión centralista".

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado en la presentación del primer paso de una Hacienda propia catalana que "no es un pulso contra el Estado, es una apuesta por una Cataluña mejor", igual que la reunión de este miércoles del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, y que se produce en un contexto en el que el Estado aplica a Cataluña control y asfixia financiera. En un acto en la Generalitat, ha definido la Hacienda propia como uno de los grandes proyectos de país: "Estamos justo en mitad del camino, todavía nos quedan unas cuantas metas por delante, porque pretendemos crear la Hacienda propia de Cataluña completa, integral, para todos los tributos, moderna y puesta al día".

"Estamos en plena pulsión centralista, con leyes que erosionan gravemente nuestro autogobierno, y un control exhaustivo de nuestras finanzas, con dependencia del Estado. Esta combinación es letal desde el punto de vista del ejercicio de nuestro autogobierno, nos lo debemos sacar de encima porque no nos conviene", ha defendido, y por ello ha abogado por desarrollar instrumentos propios.

Así, la Hacienda propia debe servir para tener autonomía financiera: "En el pasado hemos arriesgado mucho luchando por las competencias, sin tener la financiación adecuada, pero no hemos hecho suficiente para construir una Hacienda propia", que ha calificado de pieza fundamental de cualquier proyecto de autogobierno.

Mas ha señalado que la futura Hacienda catalana "no debe ser de ninguna manera un calco de la Hacienda Tributaria estatal, sino algo nuevo, más moderno y más próximo a las personas, con mejor servicio, menos fraude fiscal y más cooperación y no tanta represión", ya que ha opinado que el modelo tirbutario actual estatal se basa más en la represión al ciudadano que en la cooperación.

Ha explicado que de momento se debe construir la Hacienda propia a partir de lo existente en Cataluña, que son las oficinas de la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) y las de los organismos de gestión de tributos de las cuatro diputaciones --de momento se han interconectado 53, y el objetivo es llegar a 152, que ya funcionan pero no forman parte de la red conjunta por ser muy pequeñas--. Mas ha definido la presentación de este jueves como "un acto simbólico, solemne y con contenido real, sobre cómo sacar el máximo rendimiento de lo que tenemos ahora".

El presidente ha aprovechado para ironizar sobre la querella --sin citarla-- que el sindicato Manos Limpias ha presentado contra él acusándolo de prevaricación, desobediencia, sedición --o alternativamente de rebelión-- por su apuesta por el derecho a la autodeterminación de Cataluña.
Así, cuando argumentaba que la consulta no es un pulso que las instituciones catalanas hacen al Estado, ha añadido respecto a las españolas: "Hasta a alguna otra se le puede ocurrir presentar una querella; vete tú a saber".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.