AL MENOS HASTA EL 6 O EL 9 DE NOVIEMBRE

AL MENOS HASTA EL 6 O EL 9 DE NOVIEMBRE

El PP se guarda una baza para retrasar el pleno sobre la propuesta soberanista

La fecha del pleno extraordinario en el que se aprobará la propuesta de Junts pel Sí y la CUP debe fijarla la Junta de Portavoces, que no puede constituirse hasta que lo hayan hecho todos los grupos parlamentarios. El PP es el único que aún no lo ha hecho y medita apurar los plazos, de forma que el pleno podría coincidir prácticamente con el debate de investidura.

Xavier Garcia Albiol, junto a diputados de su partido, el PP de Cataluña
Xavier Garcia Albiol, junto a diputados de su partido, el PP de Cataluña | EFE

El pleno extraordinario en el que Junts pel Sí (JxS) y la CUP prevén aprobar su propuesta resolución para el inicio del proceso hacia la independencia está pendiente del PP, que puede jugar una carta que obligaría a retrasar la sesión hasta al menos el 6 o el 9 de noviembre, según fuentes parlamentarias. Tras la sesión constitutiva de este lunes del Parlament, los populares son los únicos que no se han constituido todavía como grupo, un factor que mantiene en vilo a JxS y la CUP, cuyos planes pasan por aprobar la resolución independentista antes del debate de investidura, que como muy tarde se celebrará el 9 de noviembre.

Según establece el artículo 19.4 del reglamento del Parlament, los grupos parlamentarios deben constituirse formalmente en el plazo de "ocho días hábiles", a contar a partir del día siguiente a la constitución del Parlament, mediante un escrito dirigido a la Mesa de la cámara firmado por los diputados que se integrarán en él. Este hecho, según diversas fuentes parlamentarias, puede resultar determinante a la hora de aclarar cuándo deberá celebrarse el pleno extraordinario, ya que la fecha debe fijarla la Junta de Portavoces, un órgano que no puede constituirse hasta que no lo hayan hecho todos los grupos de la cámara.

Si los populares agotasen el plazo de ocho días hábiles de que disponen -una decisión que según han indicado fuentes del PP aún no está tomada-, obligarían a retrasar la primera reunión de la Junta de Portavoces al menos al jueves 5 de noviembre. Técnicamente sería posible convocar el pleno extraordinario para el 6 de noviembre, aunque la práctica habitual en el Parlament es dejar pasar al menos 48 horas desde la convocatoria hasta la celebración de una sesión plenaria.

Otra opción sería que el pleno extraordinario se celebrase el mismo lunes 9 de noviembre por la mañana, con anterioridad al debate de investidura, que podría iniciarse por la tarde. Finalmente, siempre en caso de que el PP decidiese agotar el plazo para constituirse como grupo, el pleno para la aprobación de la resolución independentista podría celebrarse con posterioridad al debate de investidura, para el que JxS y la CUP aún no han llegado a un acuerdo sobre el próximo presidente de la Generalitat.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.