DISCURSO EN LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

DISCURSO EN LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

Felipe VI pide apoyar el ingreso de España en el Consejo de Seguridad de la ONU

En su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, el rey Felipe VI ha pedido apoyo para el ingreso de España en el Consejo de Seguridad. Una España "renovada", ha dicho, que rechaza el fanatismo y la intolerancia.

El rey Felipe VI pidió este miércoles a la Asamblea General de la ONU apoyo para el ingreso en el Consejo de Seguridad de "una España renovada", comprometida con los valores de Naciones Unidas, capaz de superar las dificultades, que rechaza el fanatismo y la intolerancia y "demanda integridad y ejemplaridad".

En su primera intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, menos de tres meses después de su proclamación, el monarca reivindicó "con orgullo y emoción" el sistema forjado durante la transición a la democracia, "que ampara a todos los ciudadanos y a los distintos territorios de España en su diversidad política, geográfica, cultural y lingüística".

"Han pasado casi 30 años desde la primera intervención de mi padre el rey Juan Carlos ante esta Asamblea General; hoy, como entonces, España se abre a un tiempo nuevo" y "asumimos nuestro lugar como miembros activos y responsables de la comunidad internacional aquí representada", proclamó Felipe VI.

Garantizó "la participación activa" de España en la defensa de "una Humanidad en paz, cada vez más próspera y justa", y de unas Naciones Unidas no sólo más fuertes, sino sobre todo "más unidas contra el fanatismo, la intolerancia, la barbarie, para luchar contra la marginación, para defender la dignidad del ser humano y "para que la educación y la sanidad alcancen a todos".

"Nuestros mejores momentos tienen lugar cuando avanzamos abiertos y volcados al mundo", subrayó el rey al exponer la contribución que "una España renovada, pero fiel a sí misma", puede ofrecer en favor de la paz, la libertad, la justicia y los derechos humanos, así como del bienestar y la prosperidad.

En este punto, presentó a la sociedad española como "un ejemplo de compromiso con la dignidad de las personas, solidaria con los más desfavorecidos", con un "profundo sentido de la igualdad", que "rechaza el fanatismo, la violencia y la intolerancia y ama la paz".

"Es una sociedad diversa en su cultura y en sus lenguas, capaz de superar dificultades con entereza y con sentido de la responsabilidad, y que demanda integridad y ejemplaridad como valores cívicos intrínsecos a la democracia", recalcó el rey, que se mostró "verdaderamente orgulloso" de esta sociedad española "fuerte y generosa, con empuje".

También señaló que, "sin olvidar los efectos de la crisis", la economía española se sitúa "entre las primeras del planeta y entre las más abiertas y competitivas", antes de reafirmar el apoyo "sin fisuras" de España a un desarrollo global y sostenible "que genere empleo y proteja a las personas y a sus derechos sociales".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.