PRIMERA CITA EUROPEA DEL NUEVO GOBIERNO

PRIMERA CITA EUROPEA DEL NUEVO GOBIERNO

Bruselas advierte a España de que espera algo más que el crecimiento para respaldar la reducción del déficit

De Guindos ha explicado en su primera reunión del Eurogrupo cómo el Gobierno ajustará los 5.500 millones de euros que exige Bruselas. Por su parte, el Parlamento Europeo ha señalado al ministro que serán necesarios más esfuerzos para encarrilar el desvío presupuestario.

Bruselas ha advertido al Gobierno de España de que espera algo más que crecimiento para respaldar la reducción del déficit público, frente al pronóstico del ministro de Economía español, Luis de Guindos, que prevé que el país cumpla apoyado en un repunte económico mayor de lo anunciado.

De Guindos ha acudido a su primera reunión del Eurogrupo tras ser confirmado en esa cartera por el presidente del Gobierno con un mensaje para sus socios europeos: que España cumplirá con sus objetivos de reducción del déficit y que el país tendrá un crecimiento más fuerte de lo previsto.

Sus colegas, ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, le han prodigado las felicitaciones de rigor y hasta algún cumplido, pero no han tardado en recordarle que serán necesarios más esfuerzos para encarrilar el desvío presupuestario.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha advertido que la Comisión Europea (CE) espera que Madrid presente "mucho antes de fin de año" un presupuesto completo para 2017 que incluya un ajuste estructural del 0,5% del PIB. Esto se traduce en un ajuste de 5.500 millones de euros.

El comisario se ha reunido con el ministro español, con quien ha abordado la cuestión presupuestaria y la necesidad de que el país prosiga con sus esfuerzos para reducir el déficit al 3,1% el próximo año, y no al 3,6% que el Ejecutivo estima que alcanzaría si no se toman medidas.

De Guindos aseguró a su llegada al Eurogrupo que un crecimiento mayor de lo esperado facilitará el cumplimiento de este objetivo, pero las declaraciones de Moscovici respecto al ajuste estructural -es decir, sin tener en cuenta el ciclo económico- apuntan a que Bruselas espera más del país. "Los datos ponen claramente de manifiesto que este año va a ser superior el crecimiento económico, y que lógicamente el año que viene también lo puede ser", aseguró por su parte De Guindos, que vaticina que el repunte superará el 2,9% que el Ejecutivo preveía para este año.

El ministro aseguró que enviará en las próximas semanas el presupuesto completo que le pide Bruselas con nuevas medidas para encarrilar el déficit, después de haber eludido una multa por incumplir sus compromisos de disciplina fiscal el año pasado.

España tiene aún pendiente de saber cuál será el alcance de la decisión de la Comisión Europea sobre la congelación de sus compromisos de los fondos estructurales y de inversión europeos de 2017, como penalización por el citado incumplimiento, una decisión que se espera que se anuncie a mediados de noviembre.

Este martes De Guindos acudirá al Parlamento Europeo (PE) para defender que España no merece ser penalizada, después de las medidas efectivas -el cierre temprano del presupuesto y la recaudación de 8.300 millones de euros con el pago a cuenta anticipado del impuesto de sociedades- adoptadas para contener el desvío.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, mostró su confianza en que el "nuevo ministro español de Economía, que es muy experimentado y no ha dejado su oficina un solo día, será capaz de presentar un nuevo presupuesto completo en un periodo de tiempo razonable".

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.