Son dos los detenidos, ya en prisión por orden de la juez, de 22 y 25 años, que supuestamente arrinconaron contra la pared y sujetaron con fuerza a la víctima para violarla. Se investiga si hay más agresores involucrados.

Ricardo es el portavoz de la discoteca La Indiana en la que se produjo la agresión. Señala que la sala de fiestas se presentará como acusación particular cuando se abra el secreto de sumario.

El empresario apunta que fue la señora de la limpieza quién alertó de que una joven estaba siendo violada en el establecimiento. "Estamos orgullosos del personal de la discoteca, la chica de la limpieza detectó el incidente y avisó a Seguridad para que atendieran a la chica y la ayudaran", destaca.

Condenan rotundamente esta agresión sexual y pone de manifiesto que gracias a que los protocolos funcionaron ha podido detenerse a los responsables de esta acción delictiva.