Cuenta que decidió grabar las imágenes el día de la huelga general para reivindicar que existe un modo pacífico de protestar.

Reconoce que en redes sociales que le han criticado mucho por que algunos la tachaban de frívola aunque otros internautas le han apoyado de igual modo.

El vídeo ha dado la vuelta al mundo. Reconoce que no tenía ninguna intención con su publicación. "No buscaba nada en especial, lo he subido como cualquier otro que subo a mi red social", señala.