Este testigo de las revueltas salió de su domicilio para apagar el fuego cuando "llegó un individuo, cogió un extintor y lo arrojó a las llamas". "Ahí me asuste porque si llega a explotar hubiera habido una gran desgracia", señala.

Los vecinos se movilizaron para extinguir el fuego. "Usamos todos los extintores que había en la escalera y los cubos de agua", asegura este ciudadano. Relata también que las manifestaciones en contra de la sentencia del 'procés' colapsaron el centro de Barcelona con barricadas. "Si no llega a ser por los vecinos hoy podíamos estar lamentando daños materiales y personales", lamenta.

Considera que estas revueltas son el fruto de quienes "se toman la justicia y la democracia por su mano de una manera personal".