Este Miércoles Santo La Virgen de la Caridad ha desfilado por Sevilla, paso que se ha visto envuelto en una polémica después de que un juzgado investigue si puede llevar un fajín del dictador Francisco Franco.

Desde la Hermandad aseguran que en ningún momento se han planteado retirarle el fajín a la virgen y aseguraron que si el paso no salía, sería por la lluvia que finalmente, brilló por su ausencia. La hermandad ha celebrado la procesión pese a que la asociación que ha presentado la denuncia ha pedido identificar a todas las personas que participen en el acto, incluidos costaleros.

Ricardo Ríos, miembro de la Hermandad del Baratillo, asegura que "no hay polémica" y que "la virgen se viste de una forma tradicional". Otros califican lo ocurrido de "tontería".

Sin embargo, un juez de Sevilla ha vuelto a admitir la causa al considerar que lucir la prenda del dictador en una imagen religiosa podría ser una infracción penal.

Desde la Asociación de Juristas insisten en que el fajín "glorifica la figura del dictador y enaltece sus delitos".

Luis Ocaña, miembro de la Sociedad Andaluza de Juristas, asegura que "lo que queremos es que la virgen luzca todo su esplendor" sin adornos que responden a una "dictadura franquista, militar y genocida".