Los hechos se produjeron durante la madrugada del jueves 7 marzo, cuando agentes de la Policía Local de Las Palmas dieron el alto a un conductor que circulaba de forma irregular por el barrio Tamaraceite. El conductor lejos de obedecer las órdenes policiales, emprendió una huida en su vehículo.

Durante la persecución, el hombre, cambia de carril, invade el arcén e incluso conduce por dirección contraria.

Cuando se vió acorralado salió huyendo a pie y minutos después fue detenido. No tenía permiso de conducir y estaba reclamado por un juzgado de Telde.