120.00

Publicidad

Ley antitabaco

La nueva ley del tabaco que prepara el Gobierno con más multas, impuestos y restricciones

El Gobierno se prepara para endurecer la ley del tabaco con el objetivo de reducir su consumo y promover hábitos saludables. Una de las novedades será la subida de impuestos.

El Gobierno ya trabaja en la nueva normativa del tabaco, que lleva más de 20 años sin actualizarse, desde 1998. El objetivo es disminuir su consumo y promover hábitos saludables.

Para ello, el Gobierno utilizará dos vías de acción. Por un lado la subida de impuestos. El precio de las cajetillas subirá y, con ello, se espera que descienda el número de fumadores.

Según informa la Organización Mundial de la Salud, por cada 10% de subidas en el precio del tabaco, su consumo desciende alrededor de un 4% de media, por lo que esta primera medida del Gobierno daría sus frutos.

La otra vía de acción del Gobierno para endurecer la normativa actual del tabaco es crear una nueva Ley de Ordenación del Mercado de Tabacos y Normativa Tributaria, algo que no cambiaba desde el año 1998.

El ministerio de Hacienda, dirigido por María Jesús Montero, también tratará de endurecer la normativa en cuanto a la venta de tabaco y dispositivos electrónicos, que hasta ahora no estaban recogidos en la Ley Antitabaco, ya que se creó hace más de diez años. Sanidad alertó recientemente de que el hecho de fumar podría empeorar los síntomas del coronavirus, haciéndonos más vulnerables a él.

Todo apunta que el hecho de vapear se equiparará al de fumar un cigarrillo tradicional y por tanto, se prohibirá su consumo en lugares públicos cerrados, como es el caso de bares y restaurantes. Otra de las novedades que podría incluir esta nueva ley del tabaco sería la prohibición de fumar en coches particulares cuando se viaje con menores dentro del vehículo.

Publicidad