Una mujer acudió a la comisaría de los Mossos d'Esquadra en el Eixample de Barcelona para denunciar un robo violento y tocamientos que había sufrido el pasado día 19 y casualmente identificó a uno de los agresores mientras éste esperaba en la recepción de la misma comisaría.

Según han informado fuentes de la policía autonómica, el hecho ocurrió sobre las 20:50 horas de este viernes cuando la mujer entró en la comisaría para denunciar el robo y los tocamientos e identificó a uno de sus presuntos agresores, que aguardaba en la comisaría para hacer algún trámite que los Mossos no han explicado.

Al ser identificado por la víctima, los agentes detuvieron al hombre acusado de un delito de robo y otro de abusos y pasará a disposición judicial en las próximas horas.