Los gastos en boda aumentan cada año. Las bodas ya no se limitan a la Iglesia y al convite, sino que ahora hay un pack nupcial, empezando por la despedida de soltero o soltera. En España se celebran 300.000 despedidas cada año.

A la boda también hay que añadirle en muchos casos la preboda y la postboda. Entre 150 y 300 euros por la fiesta de despedida dependiendo de si hay traslado o no. Por la boda propiamiente dicha la gente suele gastar de media unos 500 euros entre vestuario y regalo. Y si hay una celebración postboda otros 70 euros tirando por lo bajo.

El día más feliz de su familiar o amigo le sale a cada invitado por unos 700 euros, la gente piensa que te sale más caro ser invitado a una boda que organizarla.

A la hora de hacer los regalos a los novios, los españoles son los más espléndidos del mundo. Se estima que los invitados se gastan en los regalos el doble que franceses y alemanes. En Estados Unidos ahora también celebran los divorcios.