El juicio a siete jóvenes por la presunta violación múltiple en Manresa (Barcelona) a una menor de 14 años se reanudará este lunes con la declaración de la víctima y de testigos clave del caso.

La sección 22 de la Audiencia Provincial de Barcelona retoma este juicio, en el que la Fiscalía acusa de un delito de abusos sexuales continuados a seis de los procesados y un séptimo está acusado de masturbarse mientras presenciaba la violación, sin impedirla.

En principio la Fiscalía pedirá penas de entre diez y doce años de cárcel por violar presuntamente por turnos a una joven de 14 años que estaba ebria, en un botellón en una fábrica abandonada de Manresa en octubre de 2016.

Sin embargo, no descarta elevar el caso a agresión sexual si de la declaración de la joven se desprende que fue sometida mediante violencia o intimidación.

El testimonio de la víctima, que debía haberse celebrado el pasado miércoles pero se aplazó debido a una cuestión que afectaba a uno de los abogados de la defensa, se llevará a cabo a puerta cerrada y con la protección de una mampara para evitar la confrontación visual con los acusados, con toda probabilidad.

Resultará determinante para que la Fiscalía decida si mantiene el delito de abusos o lo eleva al de agresión sexual, si aprecia que la menor fue intimidada o sometida mediante violencia.

Según mantiene la Fiscalía en sus conclusiones provisionales, los acusados aprovecharon que la chica se encontraba de forma "evidente" bajo los efectos del alcohol y las drogas para violarla en el interior de una caseta abandonada situada junto a una fábrica. Antes de producirse estos hechos, el principal acusado, Bryan Andrés M., animó al resto a agredirla sexualmente por turnos con la frase: "Te toca a ti, 15 minutos cada uno y no tardes".

El juicio de la violación múltiple de Manresa se celebra después de que el pasado viernes el Tribunal Supremo hiciera pública la sentencia de La Manada, por la que condenaba por violación a los cinco hombres que agredieron sexualmente a una joven en los Sanfermines de 2016.