La bacteria E-coli, que provoca síntomas como diarreas y náuseas, ha obligado al cierre de un caladero de marisco situado en las aguas de la localidad de Velez-Málaga (Málaga).

Según informa la Junta de Andalucía, se han superado los límites permitidos de dicha bacteria en uno de los últimos controles. Este mismo hecho provocó el cierre del caladero el año pasado por estas fechas.