Detención

Ingresa en prisión un médico de Sevilla acusado de grabar en su consulta las partes íntimas de sus pacientes

El número de personas que podrían haber sido grabadas por este médico de Sevilla se cree que podría superar el centenar.

Foto de archivo de un agente de la Guardia Civil

Publicidad

El juez ha decretado el ingreso en prisión de un médico en Sevilla de forma preventiva, atendiendo a la gravedad de los delitos esclarecidos, ya que está acusado de grabar en su consulta partes íntimas de sus pacientes sin autorización. Se cree que el número de víctimas podría superar el centenar.

El detenido tiene 64 años y las imágenes habrían sido grabadas tanto en sus consultas de Morón de la Frontera, Badolatosa, Estepa y Sevilla como en asistencias a domicilios. La Guardia Civil de Osuna y de Badolatosa han participado en la detención e informan de que se han realizado 5 registros entre los que hay tanto viviendas como las consultas.

La operación se ha denominado 'Viconsul' En los registros se han intervenido varios ordenadores portátiles, un bolígrafo espía y multitud de dispositivos de almacenamiento masivo de archivos, que pudieran contener archivos multimedia de naturaleza sexual, con el fin de esclarecer nuevos delitos y lograr identificar nuevas víctimas.

La investigación comenzó después de que un paciente denunciase que había sido "grabada", es entonces cuando los investigadores confirman no solo la existencia de un video de naturaleza sexual en el teléfono móvil del facultativo que acreditaría los hechos denunciados inicialmente, sino que vendría realizando este tipo de prácticas durante más de dos años, existiendo un número extenso de víctimas que pudiera ser superior a 100".

"Actuaba de esta manera, no solo en consulta, sino también en atenciones médicas que prestaba a domicilio. Aparte de realizar este tipo de grabaciones de naturaleza sexual haciendo uso de la superioridad que le confería el ejercicio de su profesión, también lo hacia aprovechando descuidos en la vía pública".

Publicidad