Unas imágenes grabadas desde un vuelo comercial que sobrevolaba Canarias muestran el impacto de los incendios que arrasan la isla.

El vídeo fue grabado a 38.000 pies de altitud y muestran la violencia con la que las llamas actúan en Gran Canaria.