El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Parla (Madrid) ha ordenado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de J.R.M, detenido por agredir sexualmente a su madre septuagenaria y golpearla de forma brutal cuando llegó a la vivienda en estado ebrio.

Fuentes jurídicas han señalado que el juzgado le abrirá una investigación por la supuesta comisión de un delito de agresión sexual y otro delito de lesiones cometidos sobre su madre.

El hombre, de 56 años, fue detenido en la madrugada del martes cuando llegó borracho a la casa y agredió sexualmente a su progenitora, de 76, ambos de nacionalidad española. Ante las negativas de la mujer, la golpeó por todo el cuerpo.

Una vecina que escuchó fuertes gritos y a una mujer pedir auxilio fue la que avisó a los servicios de emergencia. Hasta el lugar acudieron la Policía y los servicios sanitarios, que trasladaron a la víctima al Hospital Infanta Cristina de Parla, donde llegó con la cara desfigurada, con moratones y en un gran estado de nerviosismo. La Policía encontró al hijo tumbado boca arriba en la cama de una habitación con erosiones en los brazos y una herida en la frente.

Los agentes le comunicaron que iba a ser detenido, momento en el que el agresor se incorporó y se desplomó en el suelo debido a su estado de embriaguez. Los agentes lo levantaron y lo trasladaron también al Hospital Infanta Cristina, han indicado las mismas fuentes, que han señalado que la víctima manifestó que no era la primera vez que ocurrían hechos similares y que era maltratada por su hijo. De hecho, cuenta con doce detenciones anteriores y ya en 2017 agredió sexualmente a su madre. El detenido ha pasado ya a disposición judicial.