La situación en el rascacielos de Torrespacio, situado en el número 259 del Paseo de la Castellana, ha quedado normalizada a las 14 horas de este martes tras comprobar la Policía que el aviso de bomba en el edificio era falso, han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Todo ocurrió sobre las 12 horas, cuando la Embajada de Australia en España, situada en la planta 24, recibió una llamada de una persona que alertaba de que había una bomba en el local.

Entonces, el responsable de la delegación llamó al jefe de Seguridad de la torre, que sin esperar a la presencia policial activó el protocolo y dio la orden de desalojar todo el edificio.

Entonces, saltó la megafonía en todas las plantas anunciando que todas las personas tenían que salir del edificio y que no era un simulacro. Los ascensores fueron bloqueados, como en caso de emergencia, por lo que los empleados tuvieron que bajar las escaleras de la torre, de 56 plantas. No se han registrados heridos ni incidentes durante la evacuación.

Tras dar parte a la Policía, llegaron gran cantidad de agentes, entre ellos los Tedax y la Unidad Canina, que comprobaron registraron la embajada y el resto de locales y comprobaron que no había ningún paquete sospechoso. Otros agentes acordonaron la zona y cortaron unos minutos el tráfico en este punto.

También se desplazaron al lugar agentes de Policía Municipal, Bomberos del Ayuntamiento de Madrid y sanitarios del Samur-Protección Civil en modo preventivo a disposición de la Policía Nacional, indicó una portavoz de Emergencias Madrid.

Casi un millar de trabajadores fueron evacuados. La mayoría volverá a su trabajo después de la hora de la comida. Por su parte, la embajada de Australia ya ha informado por Twitter que cerrará todo el día de hoy, pidiendo disculpas por los inconvenientes causados.

Ahora, la Policía se centra en localizar a la persona que llamó alertando del falso aviso de bomba, que podría ser acusado de un delito grave de orden público.

Por su parte, la unidad policial de Seguridad Privada también estudiará el procedimiento aplicado por el jefe de Seguridad de la Torre quien, según fuentes policiales, tendrá que haber llamado a la Policía para que comprobara la veracidad de la llamada de bomba antes de dar la orden de desalojar el edificio.

Torrespacio, con 235 metros de altura, 57 plantas y una superficie total alquilable de 60.142 metros cuadrados, está gestionado por el grupo Villar Mir y alberga las embajadas de Australia, Canadá, Países Bajos y Reino Unido, además de sociedades como Red Bull, Equifax, AEB o Ufinet.