La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado a los bañistas que estaban en un tramo de la playa de Sant Sebastià de la capital catalana ante el aviso de la presencia de un posible artefacto explosivo, que ha sido localizado dentro del agua a unos 40 metros de la costa.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, el artefacto ha sido descubierto casualmente por un miembro del Grupo Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil mientras se bañaba en la playa.

La unidad de artificieros de la Guardia Civil se ha desplazado a la playa para hacerse cargo de desactivar el artefacto, que, aunque aún está siendo inspeccionado, podría proceder de la Guerra Civil.

La Guardia Urbana ha acordonado la zona preventivamente mientras trabajan los artificieros, ante la curiosidad de los numerosos turistas que esta mañana abarrotaban la playa.

Los artificieros explosionarán el proyectil este lunes

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ha explicado que los artificieros de la Armada explosionarán el proyectil hallado a 25 metros de la orilla

El teniente de alcalde ha apuntado que podría tratarse de un proyectil de la Guerra Civil, pero "eso lo tienen que acabar de determinar los artificieros" que están viajando a Barcelona desde Cartagena para hacerse cargo de las operaciones.

La Guardia Civil ha informado de que el artefacto explosivo ha sido localizado a tres metros de profundidad y a 25 metros de la orilla, y tiene unas dimensiones de 1,10 metros de alto y 80 centímetros de diámetro.

El explosivo ha sido localizado por el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas), y se ha activado al centro de la armada en Cartagena, que es quien tiene la competencia para desactivar el artefacto y lo hará en alta mar, ha explicado la Guardia Civil.