Una comisión judicial ha ejecutado esta mañana el desahucio de un matrimonio con dos hijos, uno de 10 años y otro de 9 con un 36 por ciento de discapacidad, ha informado la Coordinadora de Vivienda de Madrid.

El desahucio se ha llevado a cabo bajo presencia policial y colectivos antidesahucios. La comisión ha entrado "en el piso sin querer negociar lo más mínimo y acompañada de una veintena de antidisturbios". Tras echar a la familia, la casa ha sido tapiada.

El pasado mayo, tuvo lugar un primer intento de desalojo. Según la coordinadora, la familia ha tratado de negociar sin éxito un alquiler social del piso, situado en el número 107 de la calle Gallur del distrito Latina.

La vivienda era propiedad de una entidad bancaria y ha sido vendido a un fondo de inversión. Al no tener trabajo, David y Lidia recuperaron una casa de Caja España (ahora Unicaja Banco) con la que empezaron a negociar un alquiler social pero fue vendida al fondo de inversión Arguijo quienes solicitaron el desahucio.