Calendario lunar de marzo 2021: Las fases de la luna

Publicidad

Calendario lunar marzo 2021

Las fases de la luna en marzo y calendario lunar de esta primavera

Síguele la pista a tu satélite favorito gracias al calendario lunar del mes de marzo 2021. Toma nota de sus fases de la luna para ser testigo de lo bonita que se pone para recibir la primavera.

En resumen

Ya empieza a oler a primavera y su llegada es una gran noticia para los amantes de la astronomía ya que la mejora del tiempo que suele acompañar a esta estación, les regalará mejores observaciones de la esfera celeste.

Marzo es sin duda un mes singular para el calendario lunar ya que el día 6 tendrá lugar la elongación de Mercurio y Venus. Esto significa que ambos planetas alcanzan su punto de mayor separación del Sol por lo que los podremos admirar perfectamente. Además, el día 20 llega el equinoccio de primavera para dar paso a esta nueva estación en el hemisferio norte. Y para culminar, por si fuera poco, marzo se despedirá con una luna llena muy especial, la Luna del gusano.

Fases de la luna en marzo

Las fases lunares pueden ser determinantes en nuestro día a día. Son muchas las personas que reconocen echar un vistazo al calendario lunar para comprobar cuál es el mejor momento para cortarse el pelo, para sus cosechas o para afrontar nuevos retos, entre otros motivos.

Aunque no tengas un motivo claro para interesarte por las diferentes fases de la luna, te aconsejamos que tomes nota del calendario lunar de este mes de marzo para poder desempolvar tu telescopio y admirar la belleza de nuestro satélite natural a las puertas de la primavera.

Será el 5 de marzo cuando la luna se encuentre en su fase de cuarto menguante. El novilunio o luna nueva llegará el 13 de marzo. La tercera fase se dará el 20 de marzo cuando la luna llegue a cuarto creciente. Será el día 28 cuando nos deslumbre la luna llena de marzo, la conocida como 'Luna de Gusano'.

La luna llena de marzo: la 'Luna del gusano'

No está de más recordar que la luna llena recibe un nombre específico dependiendo del mes en el que se encuentre. Fue concretamente el viejo almanaque de los campesinos nativos de Norteamérica el que empezó a poner nombres a las lunas llenas en la década de 1930.

¡Pero ojo! No debemos confundir el calendario lunar con el solar. El calendario solar nos marca los meses del año mientras que el lunar nos marca las lunaciones: el tiempo que pasa entre una luna llena y otra, que dura una media de 29 días o, lo que es lo mismo, un mes lunar.

Las fases lunares siempre han ayudado a los seres humanos a conocer cuáles eran los momentos más favorables para sus siembras y cosechas, así como los más adversos. Además, la luz intensa que ofrece la luna llena permitía a nuestros antepasados más remotos viajar y trabajar durante la noche.

Esto explica el nombre que se le da al plenilunio del que disfrutaremos el 28 de marzo: la luna llena del gusano. Recibe este nombre porque la llegada de la primavera permitía ver a los nativos norteamericanos los caminitos que iban dejando las lombrices y gusanos a su paso.

Publicidad