La Policía Nacional busca a los padres del bebé recién nacido hallado sin vida dentro de un contenedor de basura en el casco urbano de Alicante.

Fue un chatarrero quien encontró el cuerpo que se produjo en torno a las 20 horas en el barrio de Carolinas y quien llamó inmediatamente a la Policía.

Todo apunta a que el recién nacido llevaba varias horas muerto porque su cuerpo ya estaba frío, si bien, ahora agentes de las brigadas científica y de homicidios de la Policía Nacional de Alicante se han hecho cargo de la investigación, sin que por el momento haya detenciones.

Se están buscando datos de la madre en hospitales y centros de salud donde pudiera haber acudido en las últimas horas, pero por el momento no hay rastro de ella.