Los casos de sarampión han crecido un 300% en todo el mundo entre enero y marzo de 2019, hasta los 112.000, mientras que en el mismo periodo del año pasado se produjeron apenas 28.000, según datos preliminares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicados este lunes.

Si bien los datos son provisionales y aún no están completos, la OMS reconoce que existe una tendencia "clara" al alza. Hasta la fecha, se han reportado casos en 170 países, en comparación con los 163 del primer trimestre de 2018.

Los diagnósticos se han disparado un 700% en Africa, un 300% en Europa, un cien por cien en Oriente Medio, un 60% en América y un 40% en Asia.

La OMS alerta de que muchos países se encuentran inmersos en importantes brotes de sarampión, y en todas las regiones del mundo se registran aumentos sostenidos de casos. Los brotes actuales incluyen la República Democrática del Congo, Etiopía, Georgia, Kazajstán, Kirguistán, Madagascar, Myanmar, Filipinas, Sudán, Tailandia y Ucrania, que causan muchas muertes, sobre todo entre los niños pequeños.

En los últimos meses, el número de casos también ha aumentado en países con una alta cobertura general de vacunación, como Estados Unidos, así como Israel, Tailandia y Túnez, ya que la enfermedad se ha propagado rápidamente entre grupos de personas no vacunadas.

También te puede interesar...