Cabizbajo, ocultando su cara con una capucha. El Chicle intenta esquivar las cámaras, que consiguen captar el momento en el que el padre de Diana y la madre de la chica de Boiro entran en la sala. Juan Carlos Quer no quita la mirada de encima.

Empieza el juicio y el magistrado le pide que hable más alto. Él responde que está afónico y con la voz afónica repite una y otra vez "no sé, no me acuerdo". Mueve las manos, inquietas durante su declaración.

La madre de la víctima no puede evitar las lágrimas cuando escucha el audio que grabó su hija. El juez ha decidido proteger la imagen de la joven, que ha declarado tras un biombo. Con la voz entrecortada ha tenido que enfrentarse al difícil momento de reconocerle e identificarle. "¿Lo vio usted? Sí fue, sí. Ahora mismo tiene barba y en ese momento no" ha respondido la chica.

Tania es consciente de que su destino podría haber sido el mismo que el de Diana Quer. " Ahora estoy más tranquila pero cada ruido que escucho me asusto".