Una peligrosa cianobacteria tóxica ha aparecido en el río Manzanares, por lo que la Comunidad de Madrid desaconseja el baño en la zona de La Pedriza para niños y mascotas.

Esa bacteria, cuyo nombre es cianobacteria Phormidium, produce una toxina que afecta al sistema nervioso de los seres vivos si es ingerida. Los expertos advierten que el calor y la sequía han contribuido este año a la proliferación de organismos peligrosos potencialmente para otros seres vivos.

No se tiene conocimiento sobre los daños que podría causar esta cianobacteria que prolifera en las rocas de los ríos. Según ha explicado la investigadora que detectó el problema, no existe un protocolo para esta situación, por lo que la Comunidad y el parque se deben limitar a controlar las mediciones. Se ha recomendado impedir a niños y mascotas jugar en el río, por riesgo a que consuman el agua, pudiendo ocasionar daños temporales.