Abrazo viral tras el confinamiento por coronaviurs de una familia de personas sordas

Publicidad

Coronavirus

Un abrazo viral de una familia sorda tras medio año de distanciamiento por el coronavirus

El abrazo de una familia gallega, formada por familiares sordos, se hace viral en las redes sociales. No se veían desde hacía medio año por culpa del coronavirus y todo este tiempo de confinamiento y estado de alarma por la pandemia.

En resumen

  • El abrazo se ha hecho viral en las redes sociales
  • No se veían desde hacía seis meses por el distanciamiento obligado durante la pandemia de coronavirus

Mari Carmen y Pepe, una pareja de personas sordas, disfrutaban de una jornada tranquila, tomando algo en un bar de Santiago de Compostela en compañía de unos amigos cuando, de repente, se dieron cuenta de que esa cita era realmente una encerrona y escondía la mayor sorpresa y alegría que habían vivido en los últimos tiempos. Acababa de presentarse, sin previo aviso, su hijo Iván, a quién no veían desde hacía seis meses, ya que el confinamiento le sorprendió en Madrid, donde trabaja desde diciembre del año pasado.

El abrazo entre padres e hijo ha quedado registrado en las retinas de los pocos que lo pudieron ver en directo en ese bar compostelano, pero no se ha quedado ahí. También lo han podido disfrutar más de 40.000 personas a través de las redes sociales, convirtiendo la escena en viral. Los comentarios reflejan esa alegría que transmite el momento: “me encanta, me he emocionado al ver el vídeo” o “no me canso de verlo, cuánto amor en esta familia” son algunas de las aportaciones de usuarios en la red social Instagram, todo ello regado con innumerables emoticonos llenos de besos y corazones.

Su hijo vivía en Madrid

Iván vive en Madrid, a dónde se desplazó al terminar la carrera de Educación Social en la Universidad de A Coruña. Encontró trabajo en la capital de España y decidió independizarse. El estado de alarma, con el cierre de la circulación entre territorios, le sorprendió allí y le obligó a quedarse. Vivió momentos difíciles por el miedo a un posible contagio al residir en una de las zonas de España más afectadas por el coronavirus.

La historia reciente de la familia Vázquez está muy ligada a las redes sociales y al canal de YouTube que alimentan desde hace tres años y en el que cuentan su día a día en la lengua de signos. Son todo un fenómeno de masas que ayudan a dar visibilidad, en un tono de humor y del mayor respeto, a una realidad que viven las personas con pérdida de audición, que se enfrentan a numerosas dificultades.

De hecho, en una de sus últimas publicaciones, hacen una reconstrucción en la que ponen de manifiesto una nueva barrera con la que se están encontrando en esta nueva realidad marcada por el coronavirus. Se trata del uso de la mascarilla, que dificulta todavía más su comunicación en determinadas circunstancias.

Publicidad