Cigarrillos electrónicos

El uso del cigarrillo electrónico triplica el riesgo de fumar en los jóvenes, según la OMS

Un informe de la Organización Mundial de la Salud sobre el consumo de tabaco en los niños y los jóvenes advierte que el uso de cigarrillos electrónicos triplica la posibilidad de que este grupo de edad fume tabaco convencional mas adelante.

La Ley Antitabaco cumple 15 años sin reducir la tasa de fumadores

Publicidad

El uso del cigarrillo electrónico, que cada vez se promocionan más entre la población joven bajo la creencia de que es menos nocivo que el tabaco convencional triplica la probabilidad de consumir este último en un futuro. Los resultados provienen de un estudio presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lo considera alarmante si no se toman medidas fuertes que regulen la venta de cigarrillos electrónicos a nivel mundial.

Los usuarios que consumen cigarrillos electrónicos son "dobles usuarios"

Por primera vez, el informe de tabaquismo de la OMS, presenta datos sobre los sistemas electrónicos de nicotina como son los cigarrillos electrónicos. Los usuarios que más suelen consumir este tipo de tabaco son los niños y los adolescentes, que son engañados por las comerciales tabacaleras mediante afirmaciones falsas, como la que asegura que este tipo de tabaco no contiene nicotina, según el informe.

La Organización señala su preocupación acerca de la capacidad de las industrias de tabaco de dificultar la posibilidad de diferenciar entre aquellos cigarrillos que contienen nicotina y los que no, para tratar de debilitar las medidas antitabaco por las que lucha anualmente la Organización.

Con ello, el informe asegura, que dos tercios de los usuarios de tabaco optan por el uso de dispositivos electrónicos, creyendo que no tienen nicotina, convirtiéndose así en "dobles usuarios", al estar consumiendo ambos tipos de tabaco; el convencional y el electrónico.

Además, afirmaque el riesgo de fumar tabaco convencional en un futuro, se ve triplicado, en aquellos usuarios que hacen uso de dispositivos electrónicos, que generalmente son niños y jóvenes.

Regulación de los dispositivos de tabaco

Por ello, la OMS hace un llamamiento a los gobiernos a que tomen medidas más restrictivas para evitar estos problemas en un futuro, pues ocho millones de personas mueren al año, por fumar o por estar expuestas al humo de los cigarrillos, siendo ésta una muerte que se puede eludir. "La nicotina es muy adictiva, la administrada por medios electrónicos puede ser perjudicial, y debe ser mejor regulada", advierten los autores del informe.

Los cigarrillos electrónicos y otros productos similares están prohibidos en 32 países y otros 79 países han llevado a cabo la regulación parcial de estos dispositivos, aunque únicamente 9 de ellos aplican las mismas medidas que a los cigarrillos tradicionales. Por otro lado, son 84 países los que no presentan ninguna medida que se encargue de reducir el consumo del tabaco "y ha dejado vía libre para que la industria del tabaco tome como objetivo a los más vulnerables, es decir, a los niños".

Las medidas que solicita la Organización Mundial de Salud, con las que ya cuentan otros países, son entre otras, la subida de impuestos a los productos de tabaco, siendo esta la que va con mayor lentitud a nivel mundial, o la prohibición de publicidad y de su consumo en espacios cerrados.

Publicidad