El implante coclear se trata de un dispositivo tecnológico que estimula el oído dañado y que en un futuro hará que prácticamente no haya sordos tal y como hoy conocemos.

Jesús, un niño de dos años y medio ha escuchado por primera vez gracias a un dispositivo que estimula el oído dañado. Un momento inolvidable para él y para su familia. "Me he sorprendido mucho, no me lo esperaba, me he puesto muy nerviosa, el corazón se me salía", afirma la madre de Jesús, el niño sordo que ya escucha gracias a este dispositivo.

El médico explica que primero se presenta los tonos graves, luego los tonos medios, y luego los tonos agudos.

El implante coclear se trata de un dispositivo electrónico que estimula el oído dañado: "El implante capta el sonido por un micrófono externo y genera una corriente eléctrica y manda esa señal eléctrica al cerebro que es con lo que realmente oímos".

En España ya hay 1.500 personas que ya oyen gracias a él. Y el uso de este dispositivo se ha universalizado en los mas pequeños, porque "lo ideal es operarlo antes del año de vida", añade el médico Santiago.

Los niños reaccionan de forma diferente cuando escuchan el sonido por primera vez, unos ríen, y otros lloran, pero para todos el silencio se ha acabado.