La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha alertado de un brote de listeria en varios países vinculado al consumo de trucha y salmón ahumado producidos en Estonia. Los expertos de la EFSA y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) han confirmado la fuente de la infección mediante la secuenciación de todo el genoma y las investigaciones de trazabilidad.

Desde 2014, 22 personas han enfermado en cinco países. En Dinamarca, donde se ha registrado el último afectado, se han producido 9 casos. En Estonia hay 6 casos registrados, 2 en Finlandia, 4 en Suecia y uno en Francia. Todavía debe identificarse el punto exacto de contaminación, por lo que no pueden descartarse nuevos casos.

La listeriosis es una infección causada por el microbio 'Listeria monocytogenes', que puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos, así como en otros procesados y hechos con leche no pasteurizada. Además, esta bacteria puede crecer incluso dentro de las temperaturas frías de un refrigerador.

Los síntomas más comunes son fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, malestar estomacal y vómitos. La enfermedad se trata con antibióticos y afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Aunque cursa de forma leve para las mujeres embarazadas, causa una enfermedad grave en el feto o el bebé recién nacido.

En los adultos de más de 65 años y las personas con el sistema inmunitario debilitado puede provocar infecciones graves del torrente sanguíneo, como septicemia, o el cerebro, como meningitis o encefalitis.

También puede afectar a otras partes del cuerpo, como los huesos, las articulaciones y partes del pecho y el abdomen, según indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

También te puede interesar...

Sale a la venta el fármaco más caro del mundo y este es su precio

El uso de tratamientos dentales 'low cost' puede ser peligroso