Echa en cara a Casado la subida de impuestos de Montoro y critica un IRPF por encima del 50%, "es confiscatorio", y el de sucesiones: "En los primeros 100 días suprimiremos el impuesto de la muerte". Su intervención criticando a Iglesias llevó a éste a llamarle maleducado.